CÓMO AFRONTAR UNA MARCHA CICLOTURISTA

Te explicamos cómo debería ser la semana anterior a la prueba



Las marchas cicloturistas son para muchos aficionados el gran objetivo del año,Durante los meses de calor, se concentran la mayoría de pruebas de este tipo y a muchos nos encanta vivirlas en primer persona.Ya sea con la intención de ser finisher, mejorar la marca personal, pasar un gran día sobre la bicicleta o ganar a tus compañeros de grupeta. Realizar una de estas marchas requiere de una preparación y unos conocimientos mínimos para poder acabar en condiciones.





Aunque que nos pueda parecer lo más normal del mundo, estas pruebas suelen ser de un nivel de exigencia alto. Recorridos muy largos, puertos de mucha dureza y las condiciones meteorológicas pueden hacer que se nos presente una jornada muy dura. Para ello, necesitaremos un nivel mínimo de preparación la cual suele ser un tiempo mínimo de 6 meses. Esta base nos permitirá poder finalizar la prueba en las mejores condiciones. Para ello, recomendamos la ayuda de un preparador que nos pueda asesorar y pautar de cara a nuestro objetivo.


Una vez llegamos a la semana previa a nuestro objetivo, ya con los deberes hechos, tocará bajar el volumen de entrenamiento de manera considerable para poder llegar lo más frescos posible al gran día. Es recomendable durante esa semana previa realizar un día de “activación” en el cual toquemos zonas altas durante un periodo corto de tiempo. Incluir en un entrenamiento de ritmo aeróbico z2/3, 2 intervalos de 5min a z4 y 4 arrancadas de 1’ a z5 sería un buen ejemplo como pauta de activación.



Ya con la bicicleta lista, limpia y engrasada, los dorsales puestos y casi todo listo para emprender la aventura, aún nos faltará una de las cosas más importantes para afrontar esta prueba: la gasolina. Para asegurarnos que llegamos con los depósitos cargados hasta arriba, tanto la noche antes como la mañana previa a la prueba, ingerir una buena cantidad de carbohidratos acompañados de proteína. Es recomendable que el producto que tomemos sea lo más natural posible, evitar los ultraprocesados o alimentos altos en grasa no saludable. Tampoco será momento de probar cosas nuevas para evitar malestar o indigestiones no deseadas..


Durante la prueba, mantener el depósito lo más lleno posible será una de las claves para llegar con fuerzas al final. Ingerir un mínimo de 60 gramos de carbohidratos la hora es lo que permitirá que nuestro rendimiento no decaiga de forma considerable, o peor aún, que nos visite el hombre del mazo. Para controlar esa ingesta, comeremos cada 30’, asegurándonos de esa manera llegar a los mínimos pautados.

Por otro lado, la hidratación también juega un papel clave en nuestro rendimiento. Para mantener los niveles de hidratación de manera óptima, es recomendable beber un bidón con isotónico o ingerir una pastilla de sales por hora de esfuerzo a parte del agua que necesitemos, la cual nos dosificamos con sorbos cada máximo 15 minutos.





Por fin llega el gran día, todo está listo para arrancar pero permíteme que te deje unos últimos consejos:

Visualiza el recorrido, mira donde están tus puntos fuertes y débiles para regular tus energías.

Prepárate toda la nutrición el día antes, memoriza los puntos de avituallamiento y come y bebe sin miedo.

Por último disfruta de la experiencia, del paisaje y de la gente, este deporte es maravilloso y toca disfrutarlo.


https://www.lavanguardia.com/motor/vehiculos/bicicletas/20220719/8419213/consejos-como-afrontar-marcha-cicloturista-semana-previa.html