¿CÓMO MANTENER LA MOTIVACIÓN DURANTE LA TEMPORADA?

Establecer objetivos, la clave de la motivación

El auto diálogo, un recurso para seguir adelante


Cómo muchas otras actividades, el ciclismo es un deporte duro que requiere una cierta forma física, pero también fortaleza mental. Por este motivo, es muy importante aprender a tener una alta motivación para hacer frente a las distintas demandas que un ciclista se puede encontrar en el día a día. La motivación es clave para que el deportista se adhiera disciplinadamente al estilo de vida metódico y sacrificado que requiere su auto cuidado. La alimentación, el descanso o la fisioterapia son algunas de las exigencias del entrenamiento, que hay que poder compaginar con la vida personal y laboral. Si el ciclista no está motivado, le resultará mucho más difícil hacer frente a las adversidades que pueden surgir a lo largo de la temporada, cómo pueden ser los malos resultados, lesiones o días de desánimo.



Debemos tener en cuenta que es normal si un día no estamos muy motivados y que tengamos algunos altibajos pero, en general, debemos mantener la motivación bastante alta. Entonces, ¿cómo podemos mantenernos motivados durante toda la temporada?

En primer lugar, es muy importante tener un objetivo. El hecho de tener un propósito, hace que cuando lo consigas, este le dé sentido a todo el esfuerzo que has dedicado. Los objetivos señalan la meta que hay que alcanzar y el camino para llegar a ellas sin desviarse. Pero, ¿cómo deben ser estos objetivos?

Las dos cualidades más importantes son que sean atractivos y que se consideren alcanzables. Tendrán que estar dentro de nuestras posibilidades, en caso contrario, en un futuro el objetivo se desvanecerá y se podría transformar en frustración.

Pero esto no es todo. Hay distintos tipos de objetivos que nos podemos plantear, ya que pueden ser de resultado o de realización. Cuando establecemos un objetivo de resultado, pensamos en lo que podemos conseguir, por ejemplo, quedar entre los 10 primeros en una determinada competición. En cambio, cuando establecemos los objetivos de realización, hacemos referencia a las conductas que debemos realizar para conseguir el objetivo de resultado.

En general, es conveniente que tengamos metas intermedias que estén relacionadas con estos objetivos finales (tanto de realización como de resultado). Los objetivos finales señalan a dónde debemos llegar, lo que finalmente justifica todo el esfuerzo, y los más cercanos son las etapas que debemos cubrir para llegar a esa meta. Obviamente, para que los propósitos sean útiles, nos debemos comprometer. En los momentos en que nos encontramos con poca motivación, nos centraremos en pensar en ellos y en lo que supondría para nosotros la consecución o no de estos.


Otros aspectos a tener en cuenta

Uno de los aspectos a tener en cuenta para estar motivado es mantener una autoconfianza elevada, puesto que la falta o pérdida de ella en el ciclista propicia un déficit de motivación que puede repercutir de forma negativa en su rendimiento. En este caso, el deportista sí que tiene interés por la actividad que realiza, lo que sucede es que no confía lo suficiente en sus posibilidades como para afrontar de forma exitosa las múltiples exigencias que conlleva la práctica deportiva. Pero alerta, tener una autoconfianza elevada no significa pensar que podemos con todo y creerlo ciegamente, sino ser realista con los recursos que uno tiene para hacer frente a una situación, teniendo en cuenta la dificultad de esta situación.

Por otro lado, un recurso muy utilizado para estar motivado es el diálogo interior: Durante los entrenamientos o competiciones, cuando el cansancio se apodera de nosotros, es habitual pensar que no podemos más. En estos momentos es muy importante estar motivado para seguir. El uso del auto diálogo puede ser muy beneficioso para ayudarnos a seguir. Por ejemplo, nos puede ayudar decirnos “estás cansado, pero aún puedes dar más”, “venga un último esfuerzo” o “sigue así, lo estás haciendo muy bien”.

Así que ya sabes, si quieres estar motivado, coge una hoja de papel y escribe cuáles son tus objetivos para este final de temporada. Reflexiona sobre qué es lo que quieres conseguir y dale sentido a tus entrenamientos y a tu esfuerzo. Piensa en utilizar el auto diálogo para reforzar tu motivación y mantenerla en los momentos más complicados y recuerda cuidar tu autoconfianza y salud mental.

Otras pautas para lograr una situación de bienestar emocional:

  • El descanso también es importante

  • Sé constante y prepara una rutina de entrenamientos

  • Haz algún entreno acompañado

  • Piensa en positivo

  • Refuérzate por los logros conseguidos

Desde Cyclistwork, te podemos ayudar a romper tus barreras físicas y mentales. ¡A veces solo se necesita un pequeño empujón para hacer el salto definitivo!