top of page

FATMAX

Cómo nos puede ayudar a mejorar nuestro w/kg


En el mundo del ciclismo uno de los parámetros más a tener en cuenta si hablamos de rendimiento es el vatio/kilo, es decir, la potencia que somos capaces de generar dividida por nuestro peso. Para poder mejorar esta fórmula solo existen dos opciones, ganar potencia o bajar peso. A la hora de perder este peso, generalmente nos enfocamos en perder peso grado ya que la pérdida de masa muscular puede traducirse en una reducción de fuerza o la pérdida de potencia


Existen muchas creencias de fórmulas para la pérdida de peso como el entrenamiento en ayunas, tener un déficit calórico exagerado, eliminar los carbohidratos de nuestra dieta o incluso salir a entrenar sin prácticamente beber nada de agua. Todas estas técnicas han hecho mucho daño al ciclista amateur, ya que solo conseguiremos resultados a corto plazo a nivel de peso, olvidándonos de la parte de rendimiento haciendo así que a la vez que baja nuestro peso corporal también baja nuestra potencia y nuestras defensas lo que puede desencadenar un mal mayor.





¿Cómo podemos potenciar la quema de grasas y la pérdida de peso?

El FATMAX es una técnica que se utiliza para calcular la intensidad a la que tu cuerpo oxida más grasas, o en otras palabras, el punto donde tu cuerpo utiliza la grasa como principal fuente de energía. Este punto es importante para aquellos que buscan mejorar la utilización de grasas durante el ejercicio y maximizar la quema de grasas durante la actividad física. Esta técnica se utiliza para mejorar la capacidad que tiene nuestro cuerpo para oxidar las grasas, y de esta manera volvernos más eficientes.



Cabe destacar que durante el momento FATMAX, nuestro cuerpo no va a utilizar tan solo grasas, también va a utilizar glucógeno muscular, ya que nuestro organismo no es capaz de limitarse a utilizar tan solo un sustrato energético. De hecho cuando nosotros nos situamos en esfuerzos de alta intensidad no solo consumimos carbohidratos, también utilizamos la oxidación de las grasas para obtener esta energía. Lo interesante de este FATMAX es que te sitúa la zona exacta en que la oxidación de ácidos grasos es mayor y por tanto donde se va a consumir menos glucógeno.



La zona óptima de utilización de grasas la encontraremos entre nuestro 60-75% de frecuencia cardiaca máxima, es decir nuestra Zona 2 de entrenamiento. Trabajar en esta zona nos aporta varios beneficios a nuestro rendimiento, como la mejora de la capacidad aeróbica, mejora de la oxidación de ácidos grasos, mejora de la eficiencia en largas distancias e incluso si lo acompañamos de un ligero déficit, podríamos hablar de que sería una muy buena herramienta para perder esa grasa extra y ganarle margen al vatio/kilo.





Comments


bottom of page